La corrupción sigue igual en Bolivia

Corrupción en Bolivia

Corrupción en Bolivia

Transparencia Internacional hizo conocer en los días precedentes el listado de los países más y menos corruptos del mundo, en el que Bolivia, por segundo año consecutivo, se mantiene en el puesto 106, entre 175 naciones objeto de estudio.

Según ese reporte, Somalia, Corea del Norte y Afganistán son los peores del planeta, en tanto que los mejores países del mundo son Dinamarca, Nueva Zelanda, Suecia y Finlandia.

La percepción en bolivia. De acuerdo con el capítulo referido a Bolivia, las personas encuestadas por Transparencia Internacional, la institución nacional peor calificada es la Policía Nacional, de la que el 86 por ciento de los ciudadanos cree que es una entidad altamente corrompida, seguida de cerca, con el 78 por ciento, por los partidos políticos.

El 76 por ciento define al Órgano Judicial como el tercer ente más atacado por esta lacra social.

El 69 por ciento atribuye un alto grado de corrupción a los funcionarios públicos.

El 68 por ciento, posiblemente con relación a los partidos políticos, de los encuestados, observa que la Asamblea Legislativa Plurinacional es otra institución poco transparente.

Finalmente, el 52 por ciento dice que los militares forman otra entidad nacional penetrada por altos niveles de corrupción.

Son las seis organizaciones que merecen la censura de la mayor parte de los encuestrados.

El 20 por ciento de los encuestados dijo que la corrupción se incrementó en baja medida en el periodo comprendido entre 2012 y 2013.

Sin embargo, el 57 por ciento de los entrevistados dijo que la corrupción es un grave problema en Bolivia.

El 42 por ciento dijo que la corrupción es resultado, en gran medida, de que el Gobierno es detentado por un reducido grupo que actúa en función de su propio interés.

El 32 por ciento aseguró que las medidas adoptadas por la administración nacional para contrarrestar la corrupción resultan insuficientes o poco eficientes.

El 38 por ciento afirmó que algún miembro de su entorno familiar pagó en el curso del año anterior un soborno.

El 23 por ciento opinó que las personas comunes pueden hacer bastante en materia de lucha contra este flagelo.

Otras siete entidades nacionales reciben aprobación general. Se trata de oenegés (69% de opinión favorable, medios de comunicación (73%), iglesias (81%), negocios (67%), sistemas educativos (64%) y servicios médicos (64%), siempre con respecto de la corrupción.

La Prensa

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *