‘Destituyen’ a la asambleísta que denunció acoso sexual

Rosalí Soquinés

Rosalí Soquinés

La “Gran Asamblea del Pueblo Indígena Yuracaré-Mojeño”, llevada a cabo el pasado 3 de agosto, “inhabilitó” a la asambleísta suplente Rosalí Soquinés, que denunció a su titular Einar Moyer por acoso sexual y político, según una resolución firmada por cuatro dirigentes y la que fue hecha pública por el cuestionado legislador.

“En el marco de nuestros derechos establecidos en la Constitución Política del Estado, la ley 026 del Régimen Electoral y nuestros usos y costumbres, y dando cumplimiento a lo establecido en nuestro procedimiento de elección de asambleístas como pueblo yuracaré-mojeño, hacemos llegar a ustedes la resolución de la Gran Asamblea del Pueblo Indígena Yuracaré-Mojeño, llevada a cabo el día 3 de agosto del presente año, en la que revocamos de su mandato y su curul a nuestra representante suplente, Rosalí Soquinés Soria; la misma que a partir de esa asamblea queda inhabilitada para poder asumir la representación de nuestro pueblo en la asamblea legislativa departamental; por lo que ella ya no puede ser habilitada para sesionar como suplente”, dice una carta enviada a Ruth Lozada, presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz.

Moye dijo a radio Alternativa de la Red ERBOL que la “señora Soquinés fue destituida por las denuncias que hizo” en su contra –a través de los medios de comunicación– por presunto acoso sexual y político.

El asambleísta también anunció que en los próximos días presentará una demanda contra Soquinés ante las instancias correspondientes por calumnia e injuria.

“Estamos demandando, metiendo una documentación, por calumnias e injurias, para darle legitimidad y seriedad en este tema, porque no se trata no más denuncia y embarrar a toda una familia tal como lo hizo Rosalí Soquinés”, sostuvo.

Erbol – Digital

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.