Miles de personas salen a la calle para pedir el fin de los feminicidios

Manifestantes en Santa Cruz piden seguridad. Foto: EL Deber

Manifestantes en Santa Cruz piden seguridad. Foto: EL Deber

Desde las 18 horas del lunes, cerca de 4.000 personas se concentraron en el atrio de la catedral cruceña, sobre la plaza 24 de Septiembre, para manifestar su rechazo al creciente número de víctimas por la inseguridad ciudadana en Santa Cruz de la Sierra.

La muerte de Sophia Calvo Aponte, de 26 años, asesinada por un guardia de seguridad el viernes en la noche, fue la gota que impulsó nuevamente a los cruceños a salir a las calles para expresar su indignación.

“Estamos viviendo en una sociedad violenta y estamos fallando todos, se mira a la mujer como un objeto sexual, para usarla, abusarla y matarla. Es eso lo que tenemos que cambiar y el llamado es para todos”, dijo el defensor del Pueblo de Santa Cruz, Hernán Cabrera, a EL DEBER Digital.

Con la muerte de Calvo, suman ocho las mujeres asesinadas en el último mes. A su vez Bolivia registra 59 casos de feminicidio en los primeros seis meses del año.

Fabiola Rojas, representante de la Casa de la Mujer, dijo que la Plataforma contra las violencias hacia las mujeres está exigiendo a las autoridades que se cumpla de manera más estricta la Ley 348, que sanciona la violencia de género (Ley Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia).

Además pide que se apliquen políticas que sean más firmes contra “el machismo y la sociedad patriarcal”, a quien responsabiliza de la actual situación de inseguridad.

La expresidenta del Comité Cívico Femenino Mercedes Ortiz se quejó de que en la protesta la mayor parte de las participantes sean mujeres. “No se ve la participación de los hombres, cuando el feminicidio es un problema que también debe preocupar a los hombres”.

En sus carteles se podía leer: “Pedimos que no se olviden de la ingeniera María del Carmen Vásquez”, asesinada en diciembre de 2013, y “Justicia para Claribel (Yucra)”, muerta a inicios de agosto.

Antes del inicio de la marcha, se realizó una oración para “pedir la paz de todas las víctimas” que fallecieron por la inseguridad ciudadana. La mayor parte de la población iba vestida de blanco y encendieron velas para acompañar el rito religioso.

Toma de acciones preventivas

Mediante la Defensoría del Pueblo de Santa Cruz, Hernán Cabrera está gestionando que el gobernador Rubén Costas declare un estado de emergencia departamental y convoque a una reunión departamental del Consejo de Seguridad Ciudadana para tomar medidas en contra de la violencia.

El martes, el defensor cruceño tendrá una reunión con una red de instituciones con el fin de coordinar acciones respecto al tema. El encuentro se realizará en instalaciones de la Defensoría, a las 14:00.

“Exigimos políticas públicas claras”, expresó el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Fernando Castedo, y adelantó que su agrupación reclamará una cárcel modelo para la rehabilitación de las personas que vayan presas y la creación de una cooperativa de seguridad departamental donde los ciudadanos se encarguen de custodiar las calles.

El ejecutivo de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Omar Ribera, expresó su malestar por la violencia en Santa Cruz y dijo que participará con sus bases en la protesta de este martes.

Esta no es la primera marcha contra la inseguridad realizada en Santa Cruz. El 11 de octubre del año pasado aproximadamente 10.000 personas salieron a las calles para exigir el fin a la violencia.

El Deber

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.