En El Alto circulan cerca de 1.000 micros del siglo XX

Servicio de Micros en El Alto - Agencias

Servicio de Micros en El Alto – Agencias

En El Alto circulan cerca de 1.000 micros del siglo pasado. El chasis que llevan y su motor son de 1960 y 1980, pero ahora funcionan con gas natural vehicular (GNV) en rutas específicas en los distritos 1, 3, 5 y 8. Cuatro sindicatos cuentan con colectivos en esta ciudad: Pedro Domingo Murillo, Litoral, Eduardo Abaroa y Villa Victoria. Cada uno calcula que posee un promedio de 250 vehículos que poseen estas características.

Los chóferes entrevistados por La Razón aseguraron de que estos buses funcionan a la perfección, pues cuentan con nuevos sistemas de transmisión y de suspensión e, incluso, motores, aunque el chasis sigue siendo el mismo, lo cual le brinda la apariencia de ser antiguo.

“Si hay algo que nos molesta y lo vimos en algunos canales de televisión es que califican a estos micros de ‘viejos’, pero nosotros hemos hecho el esfuerzo de cambiar muchas cosas, excepto el chasis”, explicó Siriaco Nobleza Quispe, afiliado al sindicato Pedro Domingo Murillo.

Los colectivos que circulan por la Ceja y algunas zonas de El Alto tienen hasta 50 años de recorrido. En un inicio, el servicio que prestaban era de la ciudad de La Paz a la de El Alto por la avenida Naciones Unidas y por la avenida Carlos Palenque, ubicada en el sector del Faro Murillo, en el Distrito 1.

Desde entonces hasta la fecha, su aspecto no ha cambiado. Siguen teniendo los asientos forrados con cuero o cuerina, aunque algunos los hicieron tapizar con tela. La capacidad de transporte de estos motorizados sí ha variado, pues para hacer ingresar más pasajeros los dueños redujeron las distancias de un asiento con relación al otro. Esto provoca incomodidad en los usuarios que tienen que llevar las rodillas a un costado para caber en el espacio.

Sin embargo, alteños señalaron que están conformes con el servicio que prestan los micros, porque, afirmaron, son el único medio de transporte que cumple sus recorridos y no realizan el famoso “trameaje”. La capacidad de estos motorizados varía de entre 35 y 45 personas, ya que algunos logran ubicar a 21 sentadas y otros a 30; el resto va parado.

En una hora y media recorren cerca de 13 kilómetros de norte a sur o viceversa. El pasaje que cobran es de Bs 1 hasta la Ceja y de parada a parada Bs 1,50.

La Razón.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *