¿Si cocinas no eres hombre?

Con esa pregunta Enrique cambió la visión patriarcal y machista de su padre “El gran cambio que yo he tenido era grandioso (se ríe) junto a mi hermano, que también era brigadista, hemos hecho un gran cambio en mi familia; mi papá tenía ese pensamiento patriarcalista y machista, él decía que las mujeres tenían que cocinar, y yo le dije a mi padre ¿si cocinas no eres hombre?“, para poder cuestionar eso a su padre Enrique tuvo que informarse, capacitarse y sensibilizarse sobre sus derechos sexuales y reproductivos, y después hablarlo con su padre. Este es uno de los testimonios que Catherine Klirodotakon representante de Woman Kind escuchó cuando visito a los y las brigadistas. El Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza viene formando a adolescentes como Brigadistas Agentes de Cambio con el apoyo de Woman Kind.

Catherine K. dijo que el objetivo de su visita es conocer mejor el trabajo de Gregoria Apaza y tener la oportunidad de reunirse con los y las brigadistas “Es un día para conocer a los jóvenes y conocer los desafíos que afrontan y cuales las soluciones”. Después de la reunión se mostró impresionada por el compromiso de los y las adolescentes y su activa participación en los talleres de capacitación, resaltó el trabajo de replica que hacen en sus unidades educativas.

Para Woman Kind es muy importante el trabajo con adolescentes para prevenir la violencia desde muy jóvenes y a través de la educación “La violencia a las mujeres empieza desde muy jóvenes y pasa por todas las generaciones y es muy importante trabajar con adolescentes y tendrán un impacto a lo largo de su vida” afirma la representante de esta organización.
20151027_093754

Al conversar con los y las brigadistas la mayoría coincidió que al ser parte de este grupo les cambio la vida y no solo de ellos y ellas sino también a sus familias, y es que la capacitación en Gregoria Apaza se caracteriza por una formación que incluye a las familias. Al final de la jornada padres y madres de brigadistas también se reunieron Catherine K. para hacerle conocer sobre la importancia que tiene el apoyo a sus hijos en este proceso de formación.

Enrique finaliza diciendo que con la ayuda de su hermano pudieron cambiar la forma de pensar de su padre, sin dejar de lado que le costó hasta discusiones, pero afirma que valió la pena “Desde ahí mi papá empezó a reflexionar y mi hermano también le insistía con esos temas, y ahora mi papá ya no tiene ese pensamiento machista y al último él cocina, claro no cocina todos los días (se ríe ) solo cuando descansa que es lo martes”.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *