Chuquimia considera que proyecto de castración química evitaría más casos de abusos sexuales a menores

La concejala de la ciudad de El Alto, Janeth Chuquimia, considera que el proyecto de ley que presentó la alcaldesa Soledad Chapetón ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), sobre la incorporación de la pena de castración química para agresores sexuales de niños, niñas y adolescentes, podría ser un inicio para detener a nivel nacional el incremento de los casos de abuso sexual a menores de edad y desde su perspectiva personal califica como una “muy buena iniciativa” debido a que la propuesta de ley  también sería un pedido de la población alteña, mismo que debe activarse de manera inmediata.

La legisladora  pidió al gobierno nacional que escuche y tome en cuenta la iniciativa de la primera autoridad edil de El Alto, también sugirió a la población a nivel nacional apoyar la propuesta incluso desde las áreas rurales del país, donde los casos de abuso sexual en niños, niñas y adolescentes se torna en una constante.

Sostuvo que si el gobierno central hace caso omiso del proyecto;  las mujeres y madres de familia de la urbe se verán obligadas a exigir que la norma sea insertada en las propuestas legislativas “pedimos a las autoridades nacionales que velen por los niños que sufren estos hechos de maltrato…” declaró.

La castración química es un procedimiento que tiene como objetivo que la persona deje de sentir impulsos sexuales de cualquier tipo y pierda el deseo de actuar sobre ellos, la castración química se realiza con  la inyección de una droga, que hace que una parte cerebral del hombre se detenga, este método es utilizado en varios países; aunque se sabe que antes, este proceso  era bastante agresivo, ya que se cortaba  los testículos e incluso parte del pene para que la castración sea  efectiva.