Mensaje presidencial genera repercusiones en autoridades de El Alto

El mensaje emitido el pasado 6 de agosto por el primer mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en conmemoración a los 193 años de fundación del país; genero una serie de repercusiones en autoridades y población a nivel nacional, uno de los aspectos que llamo la atención fue el tiempo de duración del mensaje, que a diferencia de otros años tuvo una duración de 33 minutos, la intervención más breve durante estos 12 años de gestión; al respecto las autoridades legislativas del concejo municipal de El Alto también pronunciaron su posición.

El concejal municipal Oscar Huanca, manifestó que desde su punto de vista el mensaje presidencial no cumplió las expectativas deseadas  “nos hubiera encantado escuchar cómo está la justicia en el país, una justicia que aparentemente está sometida al poder político, una justicia corrupta, nos hubiera gustado escuchar sobre la generación de empleos…” detalló.

En relación a “Bolivia dijo NO” la autoridad legislativa considera, que este estribillo emitido por plataformas y colectivos ciudadanos, simplemente es un resultado que refleja que la población boliviana  va perdiendo el miedo y el respeto al gobierno nacional. Para Huanca el gobierno pretende quedarse en el poder con el propósito de encubrir los posibles actos de corrupción.

Respecto al mensaje que emitió del presidente Morales este pasado 6 de agosto, el concejal municipal de Sol.Bo Javier Tarqui, reconoció que Bolivia evidentemente avanzo en temas económicos; sin embargo, resaltó que sobre la importancia de hacer hincapié a la demanda del pueblo boliviano  que pide y exige el respeto a los resultados del referéndum constitucional de Bolivia del 21 de febrero de 2016 “más allá de los mensajes brindados, la población exige cumplir el mandato del referendo del 21 “F”, entonces está en las manos del presidente y el vicepresidente cumplir la petición del pueblo…” resaltó.

Asimismo, aseveró que desde su opinión,  la única forma de salir adelante es trabajando de manera conjunta, por lo cual se debe buscar caminos de unidad entre los bolivianos y las bolivianas.