Trabajadoras sexuales se encuentran en estado de emergencia

La mañana de este martes dos de octubre, las trabajadoras sexuales de la ciudad de El Alto, se declararon en estado de emergencia y procedieron a la toma de las instalaciones del Centro Regional de Vigilancia y Referencia (CRVIR) de El Alto, prohibiendo el ingreso a toda la población; al respecto Lily Cortez Parada, presidenta nacional de la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia, en contacto con los medios de comunicación explicó que la medida fue acatada en demanda de la restitución de la especialista en salud, Gisela Laicho responsable del servicio de laboratorio del CRVIR.

Según las declaraciones de Cortez, Gisela Laicho fue destituida por el ministro de Salud, sin embargo, el sector rechaza la decisión y exige que la responsable de laboratorio pueda retornar a sus funciones en las instalaciones  del Centro Regional de Vigilancia y Referencia.

Las trabajadoras sexuales dan un plazo de 24 horas al ministro de salud para solucionar la demanda de este sector, caso contrario no descartan iniciar una huelga de hambre  partir del próximo jueves cuatro de octubre.

“Han sacado a la doctora Gisela sin ningún motivo, no vamos a hacernos atender con la nueva encargada, las compañeras tienen confianza con ella, porque ya está varios años trabajando aquí…” expresó, indicando que en el sector son más de 5.000 registradas.

Por su parte el director del Servicio Regional de Salud Mario Gutiérrez, aseguró que coadyuvara en el pedido de las trabajadoras sexuales, enviando una solicitud al ministerio de salud exigiendo la restitución de la responsable de laboratorio.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *