Granjas productoras agradecen a Emapa por aumentar la provisión de maíz a 58 toneladas

0
98

Granjas de Cochabamba y Chuquisaca agradecieron a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) por aumentar la provisión de maíz de 30 toneladas (t) a 58 t este año y de esa manera garantizar la estabilidad de precios de alimentos en el mercado interno.

“Agradecidos con Emapa por habernos aumentado el cupo de maíz de 30 toneladas a 58. Con eso estamos respirando ya mejor, más tranquilos, porque el maíz en Santa Cruz está en 105 (bolivianos) más el transporte son 115 (bolivianos) hasta acá. Entonces obviamente es una gran ayuda”, expresó el propietario de una granja avícola en el municipio de Sacaba.

La responsable de Emapa en Cochabamba, María Elena Laura, informó que funcionarios de esta empresa estatal visitaron este miércoles varias granjas avícolas con la finalidad de verificar el abastecimiento del grano en volúmenes acordados y a precio subvencionado por el Estado.

“No hay razón alguna para especular, las autoridades ya están tomando cartas en el asunto. El hermano presidente (Luis Arce) está haciendo todo el esfuerzo para abastecer de maíz a los productores”, dijo en contacto con Bolivia Tv.

Por otra parte, el responsable de Emapa en Sucre, Pedro Ayllón, indicó que el Gobierno nacional, a través de esta compañía, garantiza maíz subvencionado a alrededor de 64 granjas en esta región.

“Agradecemos infinitamente a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos por proveer de maíz al 100 por ciento a mi asociación. Tenemos maíz, no nos falta”, añadió el agricultor de otra granja en la zona Lechuguillas.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural (MDPyEP), en el marco de la seguridad alimentaria, este año Emapa incrementó el suministro de maíz de 30 t a 58 t a los avicultores y de 30 t a 45 t a los porcinocultores.

La compañía compra maíz de los pequeños y medianos productores a Bs 100 el quintal (qq), pero lo comercializa a Bs 65 al sector pecuario; es decir, que los avicultores, porcinocultores y lecheros se benefician con una subvención de Bs 35, con el fin de que los precios de alimentos como las carnes de pollo y cerdo y huevo se mantengan estables.