El dirigente universitario Max Mendoza enfrentará tres demandas penales

0
64

Max Mendoza, de 54 años, estudiante y dirigente del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) deberá enfrentar tres procesos penales por presuntas  irregularidades en su  nombramiento, además del irregular salario de Bs 21.870 que percibía desde 2018.

Una de las demandas fue interpuesta por el abogado Víctor Hugo Chávez, docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), quien presentó el miércoles una demanda penal contra Mendoza en la Fiscalía paceña.

“Durante dos semanas que duró el escándalo nadie hacía nada contra este sujeto, por eso he tenido que asumir la denuncia por los delitos de conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito y peculado, y se identifica el periodo en el que cometió los supuestos ilícitos desde el 24 de mayo de 2018 hasta la fecha”, explicó el primer demandante en entrevista con Radio Fides.

El dirigente conocido como el “dinosaurio” está registrado hace 33 años en el segundo semestre de Derecho en la Universidad de San Simón (Cochabamba).  En esta primera demanda se lo acusa por la presunta comisión de los delitos de conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito y peculado.

“Mendoza recibe en un salario de 21 mil bolivianos como trabajador con beneficios sociales y aportes a la jubilación. La estructura de la CUB no establece el pago de salarios para esta persona, para que se pague tiene que haber una ley, entonces evidenciamos que ese pago es ilegal. Otro delito, en enero de este año suscribió a nombre de la CUB un contrato administrativo de provisión de pasajes aéreos nacionales e internacionales”, reveló Chávez.

Se presume que desde el 2018 hasta la fecha el sindicado causó un daño económico de Bs 1.849.770 hasta la fecha, tiempo en el presuntamente cobró un salario de Bs 21.870 por ocupar el cargo como miembro del presídium XIII del Congreso Nacional Universitario (CNU).

En esta denuncia se pide a la Fiscalía la imputación formal del dirigente universitario

Segunda demanda penal

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Edwin Rosas, presentó este viernes otra demanda penal en contra Mendoza.

Además, se denuncia a Juan J. B., exrector de la Universidad Autónoma Tomás Frías, y expresidente de la Confederación Universitaria de Docentes, Rodrigo R., quienes son acusados por contribuciones y ventajas ilegitimas, nombramientos ilegales, uso indebido de influencias y otros ilícitos.

“Denunciamos a estos señores porque está claro que toda su actuación que ha sido violando, incluso, todo el mandato del congreso del consejo de la CEUB que les ha dado solamente 30 días para que permanezcan como CEUB, ellos se han quedado cuatro años”, denunció.

Tercera denuncia

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Héctor Arce, afirmó que presentaron una denuncia penal contra el dirigente universitario por la presunta comisión de los delitos: Nombramientos ilegales, resoluciones contrarias a la ley, además de usurpación de funciones.

«He accedido a una información de 2018 de junio a diciembre, ha cobrado por concepto de viáticos 61.134 bolivianos de junio a diciembre (…) Nos han hecho llegar los recursos que ha cobrado, el señor Max Mendoza había viajado pues a todo el mundo”, reveló.

Según esta tercera denuncia, el dirigente de 54 años habría viajado a Argentina, Cuba, Estados Unidos e incluso México.

“Por ejemplo el 11 de junio de 2018 ha viajado a la Argentina, ha cobrado 6.842 bolivianos; ha viajado a La Habana, Cuba, ha cobrado 10.947 bolivianos de viático; ha viajado a Estados Unidos, 10.663 bolivianos; nuevamente ha viajado a México, 13.684 bolivianos de viáticos y ha viajado por todo el país, solo tenemos de seis, siete meses. Oiga, es negocio ser dirigente universitario», reprochó el diputado.