Almagro demanda a congresistas de EEUU a corroborar las pruebas del fraude registrado en los comicios de 2019

0
120
Luego de los cuestionamientos al informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA), sobre el fraude electoral registrado en los comicios de 2019, el secretario general de ese organismo, Luis Almagro, demandó a los congresistas de Estados Unidos que corroboren las pruebas que existen sobre esos hechos irregulares.
 
«Difundir el desconocimiento de los problemas latinoamericanos no ayuda a la región. La próxima vez deberían mencionar la falsificación de firmas de los funcionarios electorales, la falsificación de actas electorales completas, los votos emitidos por personas fallecidas y los dos servidores ocultos con acceso para manipular los datos oficiales», afirmó Almagro.
 
La reacción del representante surgió en respuesta a la publicación del senador Bernie Sanders, quien censuró el trabajo que realizó la OEA en el proceso eleccionario del 20 de octubre de 2019.
 
Hace poco, los congresistas pidieron al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, que «mediante recursos diplomáticos» se revisen los informes de la OEA sobre las elecciones de 2019, que al final fueron anuladas.
 
Según los legisladores, ese organismo afirmó «falsamente» que en los comicios en Bolivia hubo un fraude electoral y pidieron a la OEA que sea responsable para asegurar «elecciones libres y justas en Bolivia» el próximo 18 de octubre.
 
En noviembre del año pasado, la misión de observación de la OEA no pudo avalar los resultados de los comicios de dichas elecciones debido a varias irregularidades y la «manipulación dolosa» en la transmisión de esos resultados, que dieron la victoria en primera vuelta al expresidente Evo Morales.
 
Tras el reporte de esa misión internacional y aun siendo presidente, Morales convocó a nuevas elecciones, pero con otras autoridades electorales. Tras ese anuncio, el mandatario dimitió al cargo y se fue del país.
 
De este modo, esas elecciones se anularon y todos los vocales del TSE fueron destituidos por un pedido público, expresado por el propio Morales.
 
Ante esto, se iniciaron procesos penales contra 30 exfuncionarios del Órgano Electoral, entre ellos los exvocales María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.
 
La querella enumera delitos como la falsificación de documentos, uso de instrumento falsificado, manipulación informática, alteración y ocultación de resultados, previstos en la Ley 026 del Régimen Electoral.
 
También se activaron otros procesos contra el expresidente Morales, el exvicepresidente Álvaro García y sus exministros, por ser los principales responsables del presunto fraude electoral.