La Iglesia Católica, Naciones Unidas y la Unión Europea piden preservar la paz antes y después de las elecciones

0
78
La Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) hicieron un llamado para «preservar la paz» antes y después de las elecciones previstas para este 18 de octubre.

Las tres entidades, vinculadas con el proceso de transición democrática que vive el país, calificaron a las elecciones del domingo como un «evento histórico para el ejercicio de derechos y el fortalecimiento de la democracia» en un documento conjunto divulgado este jueves.

El escrito es preciso cuando pide evitar «un clima de confrontación y agresión que impida culminar con éxito el presente proceso de transición democrática».

«Es necesario preservar la paz, la capacidad de diálogo y la tolerancia entre todas las partes involucradas», se lee el comunicado.

La Iglesia junto a la ONU y la UE también ratificaron su pleno respeto al Tribunal Supremo Electoral y a los tribunales departamentales «en este sensible momento para organizar elecciones transparentes, participativas y seguras».

Destacaron el objetivo del sistema de transmisión de resultados preliminares y alentaron «a los actores políticos y a todos los actores a aguardar con calma y serenidad los resultados oficiales del cómputo nacional».

En ese marco, estas entidades resaltaron «el acompañamiento que la comunidad internacional realiza con misiones electorales de expertos y de observación, así como las iniciativas de observación de la sociedad civil boliviana».

A continuación, pidieron a la ciudadanía respetar el proceso, las reglas de juego democrático y las atribuciones constitucionales del organismo electoral, «y a canalizar por la vía legal, pacífica e institucional cualquier desavenencia que pueda presentarse sobre el resultado electoral».

En ese marco, animaron a las autoridades de todos los niveles del Estado a favorecer la realización de un proceso electoral exitoso en el que impere la tranquilidad y seguridad de las personas, bajo un clima de sujeción a la ley y respeto a los derechos humanos.

«El domingo 18 de octubre los bolivianos y bolivianas tienen una cita con la democracia. Es clave que todos los actores del proceso político electoral contribuyan de manera responsable a la celebración de unas elecciones en paz», finaliza el documento.