Viceministro anuncia procesos penales contra pobladores que bloquean el botadero de K’ara K’ara

0
37

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, anunció que iniciará procesos penales contra los pobladores que bloquean el botadero de K’ara K’ara, por el delito de atentado contra la salud pública, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

«El atentado contra la salud pública es penado con 10 años de cárcel y las personas que atenten contra la salud pública, como en este caso se lo están haciendo, pasarán 10 años de cárcel. Nosotros nos vamos a encargar que éstas personas paguen por su responsabilidad», aseguró Issa, según reportó la televisora estatal Bolivia Tv.

La autoridad hizo las declaraciones durante una inspección efectuada a la cárcel San Sebastián de varones de Cochabamba.

El artículo 216 del Código Penal vigente dispone que las personas que incurran en delitos contra la salud pública serán sancionados con privación de libertad de uno a 10 años.

La postura surge luego de que los dirigentes de K’ara K’ara rompieron el diálogo con autoridades de la Gobernación y la Alcaldía de Cochabamba, y pusieron como condición, para volver al diálogo, que se garantice la presencia de autoridades de Gobierno en la mesa de negociaciones.

Al respecto, el Viceministro expresó que si se requiere la participación de autoridades gubernamentales a la negociación, se lo efectuará.

Desde el lunes, los pobladores de K’ara K’ara instalaron bloqueos en las distintas vías de acceso al botadero en demanda de que se levante la cuarentena, establecida para frenar la propagación del coronavirus.

Issa precisó que en la ciudad de Cochabamba se genera entre 500 y 600 toneladas de basura al día y es preocupante la acumulación de los desechos, porque es un vector de contagio de diferentes enfermedades.

«No es posible que, en medio de una pandemia, malos dirigentes se movilicen por hacer política barata y atenten contra la salud pública», fustigó la autoridad.

Pese a esta situación, la autoridad exhortó a los pobladores a recuperar la cordura para resolver el conflicto. Caso contrario, reiteró que deberán asumir la responsabilidad por estos hechos.

«Nosotros hacemos un llamado (a los dirigentes) a la cordura e indicamos que las personas que estén atentando contra la salud pública tendrán que asumir sus responsabilidades», remarcó Issa.