La Unión Europea percibe preocupación por un estallido de violencia después de las elecciones

0
67

La Unión Europea (UE) percibe preocupación por un estallido de la violencia después de los comicios generales de este 18 de octubre.

«Cuando hablo con la gente aquí puedo sentir que hay mucha preocupación por un posible estallido de violencia después de las elecciones», afirmó este miércoles el nuevo embajador de la UE, Michael Dóczy.

El representante hizo dichas declaraciones luego de presentar sus cartas credenciales a la canciller Karen Longaric.

Dóczy señaló que la Unión Europea también está preocupada por la dureza retórica asumida en la campaña electoral y las amenazas de violencia.

Ante esta situación, afirmó que junto a la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exhortaron a todos los actores del proceso electoral a «bajar las tensiones, a preservar la paz y respetar las reglas del juego democrático».

La postura se registra luego que el dirigente minero Orlando Gutiérrez y el candidato a senador del MAS, Andrónico Rodríguez, advirtieron hace unas semanas -en un acto proselitista en Oruro-, que se recuperará el poder en las calles, en caso de que presenten irregularidades en las elecciones, respecto a un eventual fraude.

Los dirigentes amenazaron con levantar el cuarto intermedio en los bloqueos de carreteras que se registraron en agosto, promovidos por organizaciones afines al MAS, lo que provocó la muerte de al menos 40 personas, que necesitaban oxigeno medicinal.

«Si se va a requerir paciencia en los próximos días y no hay otra alternativa, todas las fuerzas políticas, necesitan trabajar juntos, los desafíos que enfrenta Bolivia son demasiados grandes: la pandemia del COVID-19, los efectos devastadores en la vida y las consecuencias económicas tremendas», expresó Dóczy.

El diplomático recordó que la Unión Europea ayudó a Bolivia en estos tiempos difíciles -como en el proceso de pacificación- y están listos para continuar apoyando el diálogo.

En esa línea, citó por ejemplo que el eslogan de la selección boliviana que señala que es el «equipo de todos», el cual debe ser también del próximo gobierno. «El equipo de todos los bolivianos, independientemente de quien gane», dijo.

«La importante es tener paciencia y de actuar en paz, eso es la prioridad para todos los bolivianos (…). Creo que es vital que la retórica sea pacífica y que todos los partidos, los candidatos, toda la gente tenga paciencia», aseguró el embajador.

En ese entendido, el representante señaló que se tiene la convicción de que una «elección transparente» creará un ambiente propicio para resolver con diálogo y en paz los grandes desafíos de los bolivianos.

Por ello, afirmó que una misión de expertos de la Unión Europea llegó a Bolivia como parte de su compromiso con la democracia, el Estado de derecho y el respeto al voto popular.

El martes, la Organización de los Estados Americanos (OEA) pidió a los candidatos en carrera electoral «lealtad democrática», sea cual fuere el resultado de las elecciones del 18 de octubre.

«Lo más importante en la elección del domingo es que, independientemente cual fuere el resultado, exista lealtad democrática a los resultados, ya sea que se resuelva en primera vuelta o en segunda vuelta», afirmó el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, Francisco Guerrero.

Los llamados se efectúan luego de que en los comicios del 20 de octubre de 2019 se registró un fraude electoral, que actualmente es investigado por el Ministerio Público.

El 4 de diciembre de 2019, la Organización de los Estados Americanos (OEA) presentó su informe final de la auditoría de los comicios del año pasado, que develó que hubo una «manipulación dolosa» e «irregularidades graves» en la transmisión de datos, que hicieron «imposible» validar los resultados emitidos por las autoridades electorales.

Antes del informe final, el 10 de noviembre la OEA presentó una auditoría preliminar que dio cuenta de «irregularidades» en los resultados de la votación de los comicios de 2019 y recomendó que Bolivia celebre otras elecciones.

La sugerencia de la OEA se dio en medio de las protestas sociales, realizadas desde el 22 de octubre de 2019, en demanda de la renuncia del expresidente Evo Morales, tras las denuncias de fraude electoral en los pasados comicios.

Tras ese informe y aún siendo presidente, Morales convocó a nuevas elecciones, y anunció la renovación de las autoridades electorales; no obstante, poco después dimitió al cargo y se fue del país.

Luego de la renuncia, turbas quemaron la mayor parte de las estaciones policiales en diferentes ciudades del país.

La represalia se registró luego de Policía se amotinó en todo el país, en apoyo a las personas movilizadas que exigían la renuncia de Morales.