Lucho Arce califica Plan de Empleo de Áñez como demagógico y excluyente que no garantiza empleos

0
88

 


El candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), Luis Arce Catacora, calificó  como demagógico y político el Decreto Supremo 4272 ‘Programa Nacional de Reactivación del Empleo’, porque no garantiza las fuentes laborales y excluye a los municipios rurales, enfocándose en el área urbana para captar votos en las próximas elecciones generales.

En conferencia de prensa dictada en La Paz, el exministro de Economía, sostuvo que en el Gobierno de Jeanine Áñez, también candidata presidencial, existe “improvisación y descoordinación” en las políticas económicas y sociales, lo que repercute en resultados nefastos en el manejo de la pandemia del coronavirus.

Explicó que el Decreto 4272, de más de 20 páginas, crea cuatro fondos de garantía para lo que se requiere una inversión de 2.671 millones de dólares, de los cuales solo 15 millones están destinados a preservar empleo; y 17 millones para microempresas. “Lo demás está destinado a la gran empresa privada, estamos ante el regreso del neoliberalismo”, dijo.

En ese marco, aseveró que el Programa Nacional de Reactivación de Empleo es “absolutamente defectuoso y demagógico” porque no existe ese monto, y que de manera superficial hace referencia a que los fondos provienen del Tesoro General de la Nación y del endeudamiento.

“Esto es simplemente demagógico y parte de la campaña de la agrupación Juntos para las elecciones. No es algo que vaya a resolver los problemas de los bolivianos”, afirmó.

Asimismo, Arce evidenció que Juntos copió las propuestas del MAS, las cuales fueron mal plasmadas, porque –a su juicio- el Gobierno “no entiende cómo funciona la economía del país”.

Aseveró que la norma repone el modelo neoliberal de manera “flagrante y evidente” porque se condena a cerrar las empresas públicas, que no podrán recurrir a fondos del Tesoro General de la Nación, como las empresas privadas.

“Se les pide un plan de factibilidad de corto plazo a las empresas públicas; veamos el caso de la empresa Huanuni, Vinto, Mi Teleférico, BoA, que en pocos meses de gestión, este Gobierno está llevando a la quiebra (…). Si el plan de corto plazo y el plan de negocios no son factibles, las empresas tienen que acomodarse a la reducción fiscal, eso es básicamente privatizar”, develó.

Recordó que el Gobierno de Áñez diseñó un plan de salvataje para las empresas privadas a fin de pagar salarios, en cambio en el sector público se registraron despidos masivos. “No existe ninguna política que vaya a fortalecer la empresa pública, que ha sido un bastión de nuestro modelo económico”, apuntó.

“Los que van a ganar con este decreto, en primera instancia es la banca, la plata va a ser entregada para que sea administrada por el sistema financiero. Eso es lo que estamos viendo y eso nos recuerda al viejo decreto de 1987, el 21670 de Víctor Paz Estenssoro, que lanzó su decreto de reactivación, donde los más favorecidos sean los bancos”, manifestó.

Cuestionó que la norma no obliga a la empresa privada a preservar el empleo, además excluye a los municipios del área rural y solo prioriza a las ciudades capitales para que puedan acceder a los fondos.

“Están yendo a su nicho de votación y no a resolver los problemas de la ciudadanía. Los trabajadores no van a tener empleos, los pobres no van a tener ingresos porque no se incorpora nada para el tema de la demanda y el pueblo boliviano va a pagar este endeudamiento externo”, advirtió.

En esa dirección, remarcó que el decreto supremo busca aumentar el caudal de votación de este Gobierno “deteriorado por los casos de corrupción”. “Buscan ganar unos votitos más, esto es extremadam ente político y no es para resolver los problemas”, denunció.