Mamani: Camacho aprovechó sus cuotas de poder en el gobierno de facto para beneficiarse, generar corrupción y muerte de bolivianos

0
100

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, recordó que Luis Fernando Camacho, actual Gobernador de Santa Cruz, aprovechó sus cuotas de poder al interior del gobierno de facto de Jeanine Áñez para beneficio propio y también para generar corrupción y muerte de bolivianos y bolivianas.

“Camacho puso a su personal de confianza en el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) para beneficiar a sus empresas, evitar la fiscalización y retirar todas sus deudas impositivas. Estamos a la espera de los resultados de una auditoría para determinar qué sucedió en esta entidad”, manifestó.

Asimismo, acusó a Camacho de ser corresponsable de las masacres de Senkata, Sacaba y El Pedregal, porque a través de sus exministros en el gabinete de Áñez, Fernando López, Jerjes Justiniano y Roxana Lizárraga, avaló la firma del Decreto Supremo 4078 que daba carta blanca para la represión e impunidad para los efectivos militares que participaron de estos operativos.

“Imagínense cómo este señor, en vez de pacificar como indicaba, estaba con otros intereses oscuros avalando el decreto que autorizaba a las Fuerzas Armadas utilizar todos los medios posibles, dando carta blanca para masacrar a nuestro pueblo”, sostuvo Mamani.

A su vez, la autoridad legislativa mencionó a Elio Montes Chávez, exgerente de Entel, también cuota de poder de Camacho, quien desfalcó la empresa y tuvo que huir a los Estados Unidos, donde se encuentra detenido.

“No estamos especulando, porque fue el mismo Fernando Camacho quien confirmó que su papá había arreglado con la Policía y los militares para perpetrar el golpe de Estado, así que él no puede decir que no tenía nada que ver en todos estos hechos”, enfatizó.

Finalmente, solicitó al Ministerio Público no centrar sus investigaciones en solo los exministros del gabinete de facto, sino también en aquellos personajes que colaboraron activamente en la interrupción del periodo democrático boliviano.

“Debemos saber cuál fue el rol que jugaron Fernando Camacho y su padre, al igual que Marco Pumari. No se trata de persecución política, sino de la búsqueda de justicia, porque sus acciones condujeron a las masacres de Senkata, Sacaba y Pedregal”, concluyó.