Presidente Arce: “Los comités cívicos muestran claramente su intención golpista”

0
185

 

Desde el trópico cochabambino, bastión del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), el presidente Luis Arce alertó este jueves que el movimiento cívico demuestra una intención golpista contra el Gobierno nacional. Ante esa situación, pidió a los sectores sociales defender el voto del pueblo.

“Hoy, también, las declaraciones de los comités cívicos muestran claramente su intención golpista, desnudaron la cara democrática que querían mostrar al pueblo boliviano. Hoy, la derecha está clara. Dijo el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz (Rómulo Calvo) que hay que tumbar el Gobierno de Lucho Arce; pero, desde el Chapare, le decimos, conjuntamente el pueblo boliviano, eso no lo vamos a permitir”, aseveró en una concentración masiva de militantes y simpatizantes del MAS.

Las declaraciones fueron hechas luego de que el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) convocó a movilizaciones que dejaron el martes un fallecido y luego de que declarara personas no gratas al presidente Luis Arce y vicepresidente David Choquehuanca.

Hizo alusión al caso del cívico Calvo que dijo en la víspera, respecto a lo sucedido en Potosí, lo siguiente: “Ha sido categórico, ha dado un ultimátum, sectores fuertes, sectores humildes, sectores que estaban con el Gobierno como los hermanos mineros van a estar en las calles y van a tumbar a este Gobierno”.

“Lo que no ganaron en las elecciones quieren ganarlo a través del golpe de Estado otra vez, porque sencillamente es el único mecanismo que tienen, ha mostrado una total incapacidad de manejar el Estado”, cuestionó al recordar que los sectores cívicos fueron protagonistas de la ruptura institucional en 2019.

Aseveró que la oposición busca restar el apoyo popular al Gobierno nacional con desinformación sobre los logros de gestión. Pidió al pueblo boliviano no caer en las mentiras.

“En la medida en que nuestro Gobierno está mostrando resultados, les vamos mostrando cómo es un Gobierno del pueblo, cómo es un Gobierno del Movimiento Al Socialismo versus la vieja derecha incapaz que nunca supo administrar el Estado, hermanas y hermanos”, dijo.

El lunes 8 de noviembre, el mandatario cumplió un año en el cargo. Presentó un informe en la Asamblea Legislativa Plurinacional, demostrando avances en el área económica, política y social por aplicar medidas para contrarrestar la triple crisis en busca de la reconstrucción de Bolivia y la estabilidad tras el golpe de Estado de 2019.

El 18 de octubre de 2020, logró el 55,11% de los votos válidos como candidato del Movimiento Al Socialismo en las elecciones presidenciales, según los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Debemos defender el voto del pueblo boliviano que dijo en las urnas que nosotros tenemos que gobernar, hermanas y hermanos. Somos la continuidad del proceso de cambio, somos la garantía de que el proceso continúe para beneficiar a millones de bolivianas y bolivianos como ocurrió en nuestros primeros 14 años de Gobierno; somos, por lo tanto, un solo proceso de cambio, no hay otro”, resaltó.

Desde el 8 de noviembre, cívicos convocaron al paro indefinido para rechazar la Ley 1386 que establece la estrategia nacional de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas y el financiamiento del terrorismo.

“Somos un Gobierno que salió del pueblo para el pueblo y nosotros nunca vamos a hacer una norma, una ley que afecte a los pueblos más humildes, a los más discriminados del pasado; nosotros vamos a trabajar, más bien, para seguir favoreciendo a los pobres, a los humildes, a los campesinos y a los indígenas, y es por eso que mienten y se inventan cosas”, alertó el mandatario.

Lamentó que sectores opositores busquen perjudicar nuevamente al pueblo boliviano como sucedió en 2019 y amedrentar a dirigentes que respaldan al Gobierno nacional en rechazo al paro convocado.