Programa Fiscal Financiero 2021 plantea cuatro desafíos para reactivar y estabilizar la economía

0
208

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP) y el Banco Central de Bolivia (BCB) firmaron el Programa Fiscal Financiero 2021 con el objetivo de reactivar y estabilizar la economía nacional con políticas que retoman la soberanía proscrita durante el régimen de Jeanine Áñez.

“Hoy, marca el cambio de tendencia de la economía boliviana en esta gestión 2021 con todos estos elementos, tomando en cuenta que no vayamos a tener terceras o cuartas olas de una pandemia que pudiera generar problemas en el manejo económico; sin duda, estos índices van a alcanzarse y van a poder mostrar una economía que sale del fondo del abismo para una recuperación gradual hacia el camino del desarrollo, del progreso y eso debe repercutir en la mejor calidad de vida de los bolivianos y las bolivianas”, dijo el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, en el acto de suscripción

Los metas macroeconómicas

Las principales metas macroeconómicas del Programa Fiscal Financiero 2021 son: un crecimiento del PIB de alrededor del 4,4%, una inflación de fin de período en torno al 2,6% y un déficit fiscal de aproximadamente 9,7% del PIB, además de retomar las políticas redistributivas y de protección social implementadas por el Gobierno nacional a través de los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy, Renta Dignidad, entre otros.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, indicó: “Estos elementos nos van a permitir generar un entorno de estabilidad macroeconómica de crecimiento económico y también de redistribución del ingreso. Son los elementos que queremos acordar con el Banco Central (de Bolivia) para dar certidumbre a los agentes económicos, mostrar que la economía está creciendo y que sí vamos a salir adelante”.

La crisis generada en la gestión de Áñez provocó una recesión económica de 11,1% hasta el segundo trimestre de 2020. A octubre de esa gestión, se registró una caída general de 9% del Índice de Cantidad de Consumo de Servicios Básicos (electricidad, agua potable y gas licuado de petróleo).

La inversión pública ejecutada se contrajo en 66%, de $us 3.272 millones en 2019 a $us 1.107 millones. La tasa de desempleo abierto urbano se duplicó, de 4,8% a 8,7% y la deuda interna del Tesoro General de la Nación pasó de $us 5.950 millones en octubre de 2019 a $us 9.457 millones.