Santamaría considera que el TSE debe abrir la posibilidad de hacer una verificación electoral

0
146

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, afirmó  que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe abrir la posibilidad de realizar una auditoría a las elecciones del 18 de octubre, para aclarar las dudas de algunos grupos movilizados en el país.

«Consideramos adecuado que el TSE abra la posibilidad de generar cualquier tipo de verificación para despejar la duda de los ciudadanos. Si el proceso está bien hecho, no debería haber ningún problema en realizar algún tipo de auditoría o de verificación electoral para darle tranquilidad a quienes reclaman con fundamento o sin fundamento», dijo.

En la misma línea, el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, a través de su cuenta en Twitter (@SDoriaMedina), expresó que el TSE debe escuchar el pedido de auditoría de un sector de la población, porque un proceso de esa naturaleza «siempre traerá recomendaciones para mejorar nuestro sistema electoral, para los siguientes procesos. ¡Quien nada tiene nada teme!».

Santamaría agregó que se debería abrir esa posibilidad porque, además, eso hace a los principios básicos de transparencia y de acceso a la información de las instituciones del Estado.

Pero «no es un tema en el que el Gobierno tenga que intervenir. El gobierno ha sido claro, el responsable del manejo del proceso electoral es el TSE, por lo tanto, es el TSE el que tiene que dar certidumbre a los ciudadanos», remarcó.

Ayer, el presidente del TSE, Salvador Romero, afirmó que «está efectivamente descartada (una auditoría) porque el proceso electoral concluyó con la entrega del cómputo y (…) de las credenciales».

El binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce y David Choquehuanca, ganó las elecciones generales del 18 de octubre con el 55,10% del respaldo ciudadano y el próximo 8 de noviembre jurarán oficialmente como los nuevos mandatarios de Bolivia.

Sin embargo, algunos sectores de la población, no reconocen los resultados de los comicios alegando que hubo irregularidades o un supuesto «fraude», por lo que en cabildos realizados en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz decidieron seguir con sus medidas de presión.

El TSE, en reiteradas ocasiones, aseguró que los resultados de las elecciones «son la transcripción fiel de lo que la ciudadanía votó», porque se llevó un proceso electoral «limpio y transparente», que se ha trabajado con «seriedad técnica e imparcialidad política».

Asimismo, los observadores internacionales y nacionales, que participaron de los comicios, no hicieron ninguna observación extraordinaria a las elecciones y respaldaron el proceso.