Llega a Cochabamba la aeronave de BoA con las 200.000 dosis de Sinopharm y 4,2 millones de jeringas

0
47

El canciller Rogelio Mayta recibió, cerca de las 15.45, a la aeronave de Boliviana de Aviación (Boa), procedente de China, que arribó al Aeropuerto Internacional de Cochabamba con el lote de 200.000 dosis de la vacuna Sinopharm y 4,2 millones de jeringas que fortalecerán la lucha contra el COVID-19 en el país.

“El anuncio es corto, de importancia trascendental, 200.000 vacunas más con las que contamos para luchar contra la pandemia (…). Estas vacunas significan vida”, relievó, en un acto realizado en la ciudad de Cochabamba.

En su discurso, Mayta destacó que el lote consiste en 100.000 dosis compradas por Bolivia a un costo preferencial y otras 100.000 dosis donadas por la República Popular de China.

Asimismo, la autoridad estatal destacó que las jeringas forman parte de un lote de siete millones de unidades compradas también de la empresa Sinopharm a un precio de costo, como parte de una acción solidaria.

“Cuando nosotros comenzamos a cotizar estas jeringas en el mercado, cada una tenía un costo de 40 centavos de dólar, no parece mucho, (pero) cuando es cantidad se hace millones. Las hemos adquirido a 4 centavos, de 40 a 4. En esta operación el Estado boliviano ha logrado ahorrar 2,5 millones de dólares”, enfatizó.

El resto de los 2,8 millones de jeringas llegarán en el transcurso de las próximas semanas.

“Son de altísima calidad y que han sido y están siendo utilizadas también en diferentes lugares del mundo y, en particular, en Europa”, añadió.

Tras su arribo a Cochabamba, las vacunas serán transportadas al departamento de La Paz para su posterior traslado al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI).

Esta es la segunda vez que el Estado Plurinacional de Bolivia recibe las vacunas chinas, ya que en febrero llegó otro lote de 500.000 unidades.

La nueva dotación de inmunizantes servirá para reforzar la campaña de vacunación masiva contra el COVID-19 en la frontera amazónica, en un contexto marcado por la amenaza de la nueva cepa brasileña del virus.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) tiene planificado beneficiar, hasta octubre, a 7.180.428 personas con la campaña de vacunación. De ese total, en una primera fase, 179.667 corresponden a personal de salud; 1.317.561, a personas con enfermedad de base; y 1.191.515, a personas de 60 años.