Doble infanticidio seguido de intento de suicidio en Villa Pabón conmociona a La Paz

0
149

La madrugada de este martes, dos hermanos de 10 y seis años perdieron la vida tras ser apuñalados, presuntamente, por su padre biológico, quien después intentó suicidarse, informó el jefe de la División Homicidios, René Tambo.

“Es una pérdida muy dolorosa, la pérdida de un niño de 10 años y una niña de seis años. Se observa múltiples heridas punzocortantes en la humanidad de estos dos menores”, señaló el jefe policial.

El subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Juan José Donaire, develó, a su vez, que el padre de los menores intentó quitarse la vida luego de cometer el crimen.

Se presume que este hecho de sangre sucedió después de una discusión entre el padre y la madre.

Según el reporte policial, el padre dejó una carta póstuma, para después tratar de suicidarse causándose una herida en el cuello.

“Aparentemente habría un ámbito de discrepancia, generado a partir de discusiones familiares, pero es un aspecto que tendrá que corroborase con la investigación. El progenitor habría determinado pretender auto eliminarse”, indicó Donaire.

El padre de los menores fue trasladado de emergencia al hospital, porque su estado de salud es crítico. En tanto, los cuerpos de los menores fueron llevados a la morgue para la autopsia médico legal.

Este doble crimen conmociona nuevamente a la sede de Gobierno. Los vecinos y familiares llegaron hasta el domicilio, ubicado en la zona de Villa Pabón, y quedaron atónitos por la forma violenta en la que ambos menores perdieron la vida.

La Fiscalía inició la investigación por el delito de infanticidio y tomará la declaración del presunto autor del crimen cuando se recupere.

“Este caso está en etapa de investigación, aparentemente el responsable sería el padre de los menores. Es una muerte violenta, se ha utilizado un arma punzocortante que les ha segado la vida a estos menores”, indicó el fiscal Edwin Sarmiento.

De acuerdo con el artículo 258 del Código Penal, el delito de infanticidio es sancionado “con pena de presidio de treinta (30) años, sin derecho a indulto, a quién mate a una niña o un niño desde su nacimiento hasta sus doce (12) años”.