La FELCV activa el «Botón de Pánico» para frenar la violencia de género

0
83
El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Juan Carlos Alarcón, informó que se activó el «Botón de Pánico», que es una aplicación para celular, cuyo objetivo es lograr una atención rápida a víctimas de violencia de género y evitar feminicidios.

«El Botón de Pánico es una aplicación que se instala en el celular de aquella víctima que corre el riesgo de volver a ser agredida por su agresor. El dispositivo no es de uso común, sirve para una respuesta pronta e inmediata de parte de su policía», aseguró.

Alarcón enfatizó que las mujeres en situación de vulnerabilidad frente a su pareja, dispondrán, en su celular, de una aplicación que permita advertir una situación de riesgo contra su vida.

La víctima de violencia de género puede activar una alarma, para que un equipo de la FELCV se desplace inmediatamente a su domicilio, a través de la Unidad de Prevención Infantil (UPRI) y de la Unidad de Inteligencia.

Los equipos del sistema de comunicación informática corresponden a una donación del Gobierno de Dinamarca, pero requieren de una actualización de software, complementó.

Para la autoridad, es importante y obligatorio establecer en las investigaciones el nivel de riesgo de víctimas y después la adopción de medidas de protección.

El patrullaje motorizado irá de manera directa a hacer la asistencia correspondiente, destacó.

Si las víctimas tienen nivel de riesgo bajo, como violencia económica o psicológica leve, no es necesario que tengan la aplicación.

Así, Alarcón puso en marcha el Plan Integral de Respuesta Inmediata Contra el feminicidio.

El proyecto se concentra en cuatro pilares de acción de la Policía para enfrentar el problema: 1) Seguimiento y vigilancia a víctimas, 2) patrullaje motorizado y cibernético, 3) Difusión del plan mediante redes sociales y 4) Trabajo conjunto para atacar el problema.

La Policía dispone de un margen de 72 horas para hacer vigilancia y seguimiento a víctimas que respondan a un nivel de valoración de riesgo.

Advirtió que, para la iniciativa, se dispondrá de una patrulla especializada y un psicólogo.