UNODC presenta dos videojuegos a 550 profesores para enfrentar la violencia

0
116

Un grupo de expertos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) presentó a 550 maestros de primaria y secundaria del país los valores pedagógicos de dos videojuegos para enfrentar la violencia.

Se trata de Chuka y Disonante, dos aplicaciones digitales desarrolladas en el marco de la iniciativa de Educación para la Justicia del Programa Global de la UNODC para la Implementación de la Declaración de Doha, según precisa un reporte de esta entidad.

Chuka es un juego que se desarrolló en México con el objetivo de ayudar a prevenir y combatir la violencia de género en niñas y niños. Está enfocado en enseñar a reaccionar de forma asertiva ante situaciones de violencia.

«Con Chuka aprendo a identificar diferentes tipos de violencia; nos enseña a enfrentarlos, nos anima a superar los obstáculos. Además de divertirnos, aprendemos valores como el respeto por los demás», indicó Sonia Garnica, integrante de la Red de Jóvenes por la Transparencia de La Guardia, en Santa Cruz.

En tanto que Disonante es un videojuego boliviano desarrollado de manera participativa con adolescentes y jóvenes, con el propósito de fomentar en esta población una cultura de legalidad, con base en la toma de decisiones y para que sean responsables con las consecuencias de sus acciones.

«Disonante te hace dar cuenta de la importancia de la toma de decisiones en el diario vivir, considerando los valores de la responsabilidad, confianza, respeto y honestidad. Te ayuda a hacer una reflexión profunda de lo que debemos y no debemos hacer, pensando siempre en sus consecuencias», expresó Brian Ali, miembro de la Red de Jóvenes por la Transparencia de Tiquipaya, en Cochabamba.

Estos videojuegos se presentaron esta semana a través de un webinar con los docentes, en el que participó el Ministerio de Justicia.

«La educación en valores promueve la tolerancia y el entendimiento más allá de nuestras diferencias políticas, culturales y religiosas, con énfasis en la defensa de los derechos humanos», expresó el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas Camacho.

Vargas y el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, resaltaron la importancia del uso de herramientas digitales para desarrollar y fortalecer valores de integridad, sobre todo en las circunstancias actuales de COVID-19.

Rostan destacó el papel de los maestros y maestras para consolidar el aprendizaje y puesta en práctica de los valores en niños y niñas, adolescentes y jóvenes de manera que aporten a una sociedad más justa, igualitaria y tolerante.

Vargas felicitó a la UNODC por la iniciativa de uso de la tecnología con el que se rompen los límites y distancias para la capacitación y la promoción de los valores, sobre todo en esta etapa de COVID-19.

«La educación en valores nos compete a todos, no sólo a las escuelas, sino a las familias, las universidades y empresas para lograr un mundo más sostenible y una sociedad más cívica, más democrática, más justa», apuntó.