Factores socioeconómicos y violencia generan embarazos en adolescentes

0
88

Factores socioeconómicos y la violencia son los factores relacionados con los casos de embarazos en menores de 18 años, que en Bolivia representa un promedio de 18%, informó este martes el director de Redes y Servicios de Salud, Igor Pardo.

Para hacer frente a esta problemática, el Gobierno nacional promovió un encuentro de líderes jóvenes, autoridades de diferentes niveles del Estado y la Cooperación internacional con el propósito de analizar y coordinar acciones para reducir los embarazos en adolescentes.

Pardo informó que en los países de recursos económicos limitados son donde más se generan los embarazos no deseados.

“El 85% de los 16 millones de embarazos en adolescentes que hay en el mundo se producen en estos países, por lo tanto, se relaciona con problemas de las condiciones socioeconómicas”, dijo.

Pardo señaló que el promedio de embarazos adolescentes en los países de la región es de 16% y en Bolivia 18%.

El 90% de los casos de violencia sexual ocurren en el nivel familiar, relievó la autoridad.

“Someter a una niña a un embarazo y un parto, es someterla a circunstancias que no están preparadas no solo fisiológicamente, sino por las consecuencias psicológicas, el embarazo adolescente tiene consecuencias devastadoras”, dijo.

Según datos oficiales, el incremento de la morbimortalidad de embarazo adolescente es importante y el riego de mortalidad del niño casi es del 50% en la primera semana de vida y prenatal.

Resaltó que los jóvenes se encuentran frente a escenarios como las redes sociales, plataformas digitales e información negativa en los medios de comunicación.

“Y por tanto, debemos dar una información correcta sobre sexualidad, evitar conductas de mayores y garantizar que los niños y particularmente las niñas vivan su niñez”, remarcó.

Dijo que es fundamental que la atención integral al adolescente empiece en el núcleo familiar, donde se debe fortalecer los lazos con los hijos.

Asimismo, agregó, el Gobierno central, los gobiernos subnacionales y la sociedad en su conjunto deben participar en el proceso de garantizar a los adolescentes y jóvenes sus derechos.

En el caso del Ministerio de Salud se retomaron acciones para la prevención y promoción a través de lazos con los adolescentes y jóvenes a partir de encuentros – como el que se desarrolló en la jornada- y el fortalecimiento de centros de atención integral a los adolescentes.

Además, “trabajamos en promover políticas desde colegios, universidades y desde el hogar para que puedan otorgar seguridad”.

Las autoridades de salud manifestaron que lo que más preocupa son los casos de los menores de 15 años.

Según la responsable de Salud Adolescente y Juventud, Alexia Paredes, durante la pandemia se incrementó los embarazos no deseados en menores de 15 años debidos a los casos de violencia sexual.

Explicó que a través de las políticas públicas se busca reducir los indicadores de embarazos adolescentes en menores de 18 y 15 años.