Ministro Montaño: El transporte internacional tuvo suficiente tiempo para cambiar de buses

0
48

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, informó este miércoles que según la resolución 328 el transporte internacional “tuvo bastante tiempo” para cambiar de buses. La autoridad y representantes del sector instalaron una mesa de diálogo para dar solución al problema.

La madrugada de este miércoles, la avenida Mariscal Santa Cruz y parte del Prado del centro paceño amaneció bloqueado por flotas de transporte internacional en demanda de la anulación de dicha resolución.

“No puede ser que algunos muy pocos operadores del transporte internacional quieran seguir trabajando con vehículos viejos, así como lo escuchan. Este bloqueo es porque quieren seguir operando con flotas viejas, dando obviamente mal servicio, inseguridad al pasajero”, dijo Montaño en una rueda de prensa.

La autoridad explicó que una resolución de 2003 de la Comunidad Andina (CAN) establece que “podrán habilitarse y utilizarse en el transporte internacional omnibuses o autobuses que no excedan los siete años de fabricación”.

“(Sin embargo) esta resolución 328, la que quieren que se abrogue, dice 10 años. La CAN dice siete años, el 2003, ya. Entonces han tenido suficiente tiempo para cambiar sus unidades móviles de transporte”, sostuvo Montaño.

Enfatizó que las flotas de Argentina que vienen a Bolivia y viceversa ya cumplen con la resolución 328; es decir, que sus unidades móviles, las flotas, son nuevas, que no sobrepasan los 10 años de antigüedad.

En ese contexto, el Ministro de Obras Públicas y el viceministro de Transporte, Israel Ticona, recibieron en su despacho a la dirigencia del sector, a la cabeza de la presidenta de la Cámara de Empresas del Transporte Internacional de Pasajeros, Beatriz Patón, para tratar este problema.

“Me sentaré con la señora Patón y el diré claramente que hay una normativa internacional y que además de eso esta resolución ministerial ya se la ha otorgado desde 2017, a la fecha, bastante tiempo”, sostuvo.

Añadió que además, el sector pide que se le renueve su licencia de funcionamiento con vehículos de 1995, lo cual “pone en riesgo evidentemente” a la población boliviana y a todos los pasajeros que demandan el servicio desde La Paz a Perú y Chile.